SaverTest de embarcaciones

Fuente: Barcos a Motor and Yachting

Marina Center presentó en la pasada edición del Salón Náutico de Barcelona la Saver 300 Sport, que perpetúa la exitosa gama de cruceros deportivos del astillero siciliano de Piraino, con una embarcación funcional y de muy buen rendimiento en navegación.

En este sentido, cumple con los criterios de seguridad, fiabilidad y duración en el tiempo que la compañía aplica a la construcción de sus productos. Su casco también se encuadra dentro de las cualidades típicas de Saver, presentándose altamente planeador, veloz, estable y cómodo, aportando suavidad en la navegación incluso en condiciones de mar duras.
El diseño de la Saver 300 Sport destaca por su inconfundible línea deportiva y actual. Midiendo nueve metros de eslora total, este modelo se asemeja a la 330 Sport de la misma marca, pero en un tamaño más compacto.

El interior, equipado con dos estancias, un salón convertible y un pequeño baño, la convertirán en idónea para excursiones familiares de más de un día, ya que cuenta con camas que facilitarán la pernocta de su tripulación.

Apuesta por la deportividad

Una generosa plataforma de baño cubierta de teca nos recibe a bordo por popa. Ésta destaca por su ergonomía de acceso gracias a la barra de acero inoxidable instalada en la línea de flotación, que permitirá un agarre cómodo y seguro. Para mayor confort, también incorpora una barandilla que ejerce de punto de apoyo al entrar o salir del agua, una ducha, toma de corriente y un armario de estiba donde defensas o una balsa de rescate podrían alojarse perfectamente.

Por babor pasamos a la bañera, con el suelo forrado en moqueta gris y en la que una gran tapa nos permite acceder a los motores mediante un mecanismo de pistón a gas. En esta zona, destaca la amplia dinette de cinco plazas convertible en solarium, ubicada en la parte posterior de estribor, y que viene completa-da en estribor por un fregadero con tapa y un pequeño armario donde se puede acoplar un frigorífico.

Dirigiéndonos más hacia proa, se distribuyen un cómodo diván que puede ser utilizado como asiento, en estribor, y el puesto de gobierno, en babor. Desde este lugar, el piloto y su acompañante disfrutarán de la deportividad de este modelo acomodados en un amplio asiento de base bascular de dos plazas. La completa relojería e instrumentación sobre símil de madera, bien protegidos por el parabrisas, completan el agradable pilotaje de este barco.

Una distribución clásica nos espera en proa, cruzando los pasillos laterales. Esta superficie está ocupada por otro solárium con capacidad para dos personas, en este caso, protegido por un robusto candelero. En la base de la colchoneta, una escotilla comunica con el interior, proporcionándole luz natural y ventilación, mientras que el extremo se ha dedicado a la maniobra de fondeo, con un molinete y un pozo de anclas cubiertos por una tapa.

Ambiente plácido

Una puerta corredera escamoteable, entre el puesto de gobierno y el diván de babor, nos conduce al interior, que se nos presenta total- mente unificado y sin puertas, a excepción del baño. Por su parte, la elección de madera de cerezo junto con las tapicerías en tonos claros y la multitud de luces artificiales, entre ellas las azules de cortesía, proporcionan un ambiente plácido y elegante. El salón-comedor se sitúa en estribor, con la dinette conformada por una mesa de altura regulable y transformable en una cama.
En el lado opuesto, la cocina, de diseño moderno, viene equipada con generoso espacio de estiba así como un horno microondas y una encimera con un fregadero de un seno de acero inoxidable y dos placas de cocción a gas, que, una vez ocultadas bajo su tapa, se convierte en una zona de trabajo ideal para la preparación de nuestras recetas. Justo al lado, en la parte trasera de estribor, se ha instalado el baño, que cuenta con inodoro, un lavamanos convertible en ducha y un portillo para una correcta iluminación y ventilación del habitáculo.

En la zona trasera, en popa y detrás de la dinette, se halla, bajo la bañera, el paso a la conejera, donde hay el cuadro de conmutadores del barco, el equipo de audio, un armario y, opcionalmente, la pantalla LCD de televisión.

Por lo que respecta a la conejera puede acoger el descanso de hasta dos personas y cuenta con un portillo para la entrada de luz y ventilación. Para pasar la noche, el armador dispone de una cama doble en proa, equipada con unas cortinillas para gozar de más intimidad.

“Prueba realizada por Barcos a Motor and Yachting publicada en el nº 119 en febrero de 2009”