BeneteauTest de embarcaciones

Ha nacido una estrella

Fuente: Revista Navegar

Barco que por su eslora y consiguiente capacidad da acomodación podría calificarse de filosofía joven o para familias no muy numerosas. Esta 34 ofrece todo lo necesario de foma condensada para cortas singladuras y programas “day-cruiser” en los que no falta nada para navegar en confort. Debe destacarse el excelente resultado de la disposición de los elementos que evitan la sensación de compresión, tanto en los interiores, especialmente bien resueltos, como en los exteriores en que la transitabilidad es correta. Llama la atención el acceso, desde la plataforma de baño, el pasavante de babor, que aunque algo pequeño se agradece ya que no es habitual en estas esloras. Buenos accesos para la revisión de los motores.

Los exteriores tienen lo que otras esloras de mayor porte. La diferencia estriba en las dimensiones de ese mobiliario, léase mueble de cocina o dimensiones del sofá de bañera, los pasillos o las dimensiones de las colchonetas de los ¡ dos ! solarios que dispone este modelo e, incluso, del “chaise longue”. Con esto se puede decir que lo que ofrece la Flyer 34 GT es prácticamente lo mismo que un crucero de mayor desplazaiento pero a un dimensionado acorde con la eslora y su manga.
De esta propuesta destaca la bañera que poseee de una dinette de buenas dimensiones que conforma un “solario-parque infantil”, bajo el cual existe el preceptivo hueco para una balsa salvavidas, enfrentada a una cocina francamente bien dotada de nevera, grill y un fregadero. Un pasillo amplio nos lleva a la plataforma por estribor en cuyas bandas quedan las dos bitas de amarre que, para nuestro gusto, quedan demasiado bajas obligando a forzar la espalda en el momento de hacer firme. Ni que decir tiene que la inclinación de las bitas no nos gusta nada ya que éstas están concebidas para trabajar totalmente paralelas a la linea del mar. Y desde la plataforma podemos acceder también hacia proa, tanto or estribor como or babor, por los pasillosque, por ser necesariamente algo justos en amplitud, quedan protegidos por unos guardamancebos de altura considerable ya desde uss mismísimos inicios. Éstos quedan complementados con un par de asideros en cerca del roof. Seguridad total, no así si decidimos estar en el solario de proa a velocidad moderada ya que éste, como muchos otros barcos, carece de asideros en los laterales aunque si osee de portavasos y un pequeño hueco que hace de guantera. En la punta se halla el pozo con el equipo de fondeo, de apertura pequeña y consierable profundidad, acompañado al molinete queda disimulado con la tapa cerrada. La apertura del hardtop se realiza mediante un sistema eléctrico dejando vista una buena p arte del puesto de gobierno. La estanqueidad del sistema y la velocidad de apertura y cierre es buena.

Un 34 pies deportivo de carácter joven muy bien aprovechado en su eslora. Posee dos solarios, uno a proa tradicional y otro a popa al bajarse la mesa de la dinette. Especialmente pensado para la vida exterior, con una cocina para preparar aperitivos y comidas rápidas. Con “chaise longue” a estribor y un buen acceso a la plataforma de baño y proa. El puesto de gobierno bien dimensionado para dos.

NAVEGACION

Imprescindibles los flaps
Sensible a la estabilidad lateral
Probando el barco con el mar en calma, su casco es muy sensible a la estabilidad lateral al desplazarse, por ejemplo, un tripulante por la bañera. Ello significa que los flaps tipo de cortinila o “intruders” son absolutamente necesarios. El barco probado poseía 200 p de Volvo Penta por motor y transimisiones de cola además de su atractivo joy-stick de atraque. Potencia que a priori podríamos calificar de justa dada la escasa reserva de la misma a altos regímenes pero que, por su contenida eslora, probablemente no sea aconsejable de añadir más caballaje. Su casco muestra su sensibilidad al realizar medio giro de rueda ya que éste cambia en 45º su rubo siendo ello bueno a la hora de esquivar cualquier objeto flotante. Con el trim el barco se asienta bien aunque tiene una cierta tendencia a cabecear. Ofrece una buena estabilidad en las viradas radicales con un porcentaje de escora pronunciado pero muy asumible y nada impresionable para la tripulación. Su radio de giro es muy cerrado y su desplazamiento es nulo demostrando su casco un excelente agarre. Para nuestro gusto se pordría haber insonorizado algo mejor su cámara de motores. Su casco ofree comodidad, abriendo suavemente las olas sin pantocazos secos. Gran sensación de robustez general.
A la rueda detectamos un mal calculo sobre la visión para una persona pilotando de pie con una estatura, nos atrevemos a decir que, estándar, de 1.75 m. Ello hace que deba hacer un esfuerzo por ver,o bien por debajo o encima del marco del parabrisas. Sugerimos un cajón abatible para vencer esta dicotomía. Por otro lado la buena aerodinámica de la sobreestructura impide que el viento entre hacia el interior con el hardtop totalmente abierto.
Su velocidad de crucero sse sitúa entre los 23.2 y los 25.6 nudos siendo su punta de 30.5.

INTERIORES

Con lo imprescindible
Poco más se puede pedir en 10 m
A la Flyer 34 Gran Turismo no se le puede exigir más en términos de acomodación. Diríamos que a 10 m no se le puede pedir más porque, sencillamente, no existe más espacio, no se dispone de más volumen. Es por ello que debemos califica al 34 GT como un barco completísimo en su interiores. Así pues, el análisis debe venir por la ejecución, la disposición y dimensionado del mobiliario y elementos en un espacio que es finito.
Con una disposición clásica el 34 Gran Turismo ofrece tres ambientes diferenciados. El del salón, que gracias a quew su mesa se gradúa en altura forma una cama doble de grandes dimensiones, a la que se le puede dar una cierta intimidad al correr la cortina de estribor a babor por un rail en en techo. La segunda área perfectamente delimitada es el camarote con cama doble dispuesta transversalmente bajo la bañera. Es algo más voluminoso que las clásicas “conejeras” que además dispone de una altura agradable, luz natural y dos aperturas paracticables para la necesaria ventilación. La tercera estancia es la que corresponde al lavabo, comunitario por razones obvias, de dimensiones muy cómodas y con dos aperturas paracticables, una cenital, de grandes dimensiones. En la parte central ya solo nos queda la cocina justa y no sabemos si necesria dado que en el exterior existe otra probablemente más cómoda para cocinar platos rápidos. En esta zona hallamos las dos habituales baterías de taquillas que se complementan con unos vistosos huecos a modo de estantes vistos para albergar algún libro o pequeños objetos. Un par de armarios para la ropa repartidos entre esta zona y el camarote armatorial de popa, y los cofres existentes bajo los sofas y camas, dan una capacidad de estiba más que aceptables acorde con las dimensiones del barco.
Con un único camarote formal bajo la bañera de grandes proporciones colocado transversalmente. A proa, su salón elevado un plano sobre el piso, se transforma en una cama doble al bajar la mesa a ras de sofá. La superficie queda disimulada gracias a una cortina que discurre de estribor a babor. Entre ambas zonas destinadas a la acomodación, se halla la cocina, grande p ara la eslora, y el habitáculo enfrentado a ella dispuesto en babor. Bien ventilado y luminoso. Taquillas colgantes y pequeños huecos para la estiba que, en gereral, ofrece una capacidad acorde con el tamaño del barco y su previsible programa de navegación.

BALANCE

Tras los pasos de las Montecarlo
Bénéteau decide desarrollar la gama como marca
Primero fue la gama deportiva Montecarlo que Bénéteau decidió lanzar como marca autónoma del Grupo Bénéteau hace unos meses. Ahora el megagrupo decide hacer lo mismo con las dos Flyer referenciadas antes sustituyendo los modelos Montecarlo 32 y 37. Es decir, no nos extrañe que en el futuro odamos ver una Flyer 50 o 60 tal y como sucedió con otro nombre de referencia como Prestige de Jeanneau, marca que, como se sabe, forma parte del dicho grupo Bénéteau. Probablemente todo ello se debe a motivos comerciales. Especulando, además de dar motivos para ampliar su red comercial con una marca especifíca, creemos que reducir la cartera de gamas ayuda a clarificar la oferta al aficionado y, por qué no decirlo, posiblemente también a los distribuidores.
Más por menos
Creemos que con la Fyer 34 GT Bénéteau se alinea con la filosofía de ofrecer más por menos. A tenor de lo visto, tanto en la 34 como en la 38, la sensación es la de estar en barcos que disponen de los elementos y las características que otros barcos más grandes ofrecen. Ello es evidente especialmente esn la 34 Gran Turismo a la que, en realidad, como ya hemos dicho, no le falta de nada respecto a otras unidades…Bueno, ¡ quizás más espacio, que es el verdadero lujo en un barco!
Doble mérito aunque…
Siempre se ha dicho, y de hecho es así, que resulta más complicado y comprometido construir una embarcación pequeña que una grande. La necesidad de “comprensión” de los elementos con que tiene que ir dotada y una menor superficie hidrodinámica, hace que estos modelos sean un auténtico ejercicio de diseño e ingeniería. Un diseño que, además, deben navegar bien. En la Fyer 34 GT ello es así siendo incompresible que, habiendo superado lo más dificil, se olviden otros aspectos como la visibilidad desde el puesto de mando. Reiteramos que es necesario poner un pedestal abatible, algo así como un cajón, para poder ver bien por encima del marco del parabrisas si decidimos pilotar de pie, algo muy común es este tipo de embarcaciones.
Las servidumbres de la “V”
No dudamos que su caso en “V” sea cómodo para la tripulación, dado que sus pantocazos son muy suaves. Pero si que detectamos que su estabilidad lateral es muy sensible obligando, casi continuamente, a hacer uso de los flaps para evitar navegar inclinados a estribor o babor según se mueva un tripulante en la bañera. Con algo más de manga y un casco con menos “V” en su tramo final lograría evitar un efecto que, aunque a la mayoría de los navegantes no les supoga una incomodidad, si lo puede ser para otros más exigentes.

FICHA BARCO

Marca Bénéteau
Modelo Flyer 34 Gran Turismo
País origen Francia
Prueba facilitada por Bénéteau
Eslora total 10m
Eslora de casco 9.67 m
Manga 3.35 m
Calado 1.10 m
Desplazamiento 5.400 Kg
Nº plazas 8
nº literas 2 dobles
Agua dulce 160 L
Combustible 490 L
Potencia hélice 2×200 hp
Titulación mínima P.E.R.
Homologación Catergoría B

FICHA MOTOR

Marca Volvo Penta
Instalación Bimotor
Modelo D3-200ZD
Tipo diesel
Potencia 200 HP a 4.000 r.p.m.
Hélice Duopropeler
Cilindrada 2.400 cm3
Nº cilindros 4
Alimentación Inyección Common Rail
Aspiración ATmosférica
Refrigeración Intercambiador de calor
Peso 335 kg
Transmisiones colas

Artículo aparecido en la revista NAVEGAR Mayo 2011